Se suicidan los músicos
Al desafinar en la convivencia
Se emborrachan ante lo absurdo
De no encontrar una respuesta

Se repite la misma película
La misma escena y la misma toma
El hombre regañando al crío
Las luces eclipsadas por las sombras

Se fatiga el corredor de fondo
Cuando no encuentra la meta
Se pasan de moda los cromos
En el cajón del recuerdo se cuartean

A veces el amor es una cruz
Es el único vicio que no tiene cura
La pasión es un mundo de luz
Que el tiempo deja a oscuras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *