Dicen que en cada anochecer
Empiezan el alma y la piel
Con los ojos abiertos a soñar

Se enfrenta el héroe al villano
Defiende su libertad el esclavo
Y juntos quieren echar a volar

Mezclan sus cuerpos en la oscuridad
Entre las luces de esta ciudad
Sin que nadie les ayude a comprender

Que el alba es como una traición
Roba el alcohol de quemar y el calor
A la llama que nació para arder

Y es que en la noche hay una canción
Nos lleva de la mano hasta el día
Nos habla de la luz y el desamor
Avisa que al despertar no todo se olvida

Queda el recuerdo de un camino andado
De aquellas horas donde me imbuí
En sus calles y en sus patios
Aprendiendo a jugar y jugando a vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *