No voy al psiquiatra
Por no volverle loco
La gente se aparta
Cuando hablo solo

Porque oigo melodías
Dentro de mi cabeza
Acordes como compañía
Buscan la palabra perfecta

Sólo pienso en versos
En rimas y en canciones
Me muevo por sentimientos
Por inspiración y emociones

No es valentía
Es pura inconsciencia
Tirarse a la piscina
Sin saber si está llena

Aquel pececillo que nadaba
En la pecera de los años ochenta
Se resiste hoy a cortarse
La coleta casi a los cuarenta

Se pasa el día buscando
Porque siempre lo pierde todo
Pasa las noches rozando
La gloria y el lodo

La música es un sentimiento
Es un destello y una forma de ser
No existen banderas
Ni color de piel

Hay música en el silencio
Es un idioma para transmitir
La alegría, la tristeza
El amor y el miedo de vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *